PREGUNTAS FRECUENTES

Consejos de viajes

Preguntas frecuentes

ESCOGIENDO UN VIAJE

Lugares a donde viajar - Hoteles

Selecciona bien el lugar donde deseas pasar sus vacaciones.

Averigüa si la zona donde viajas es llana. Para los usuarios de sillas de ruedas manuales, no hay razón para elegir una ubicación en una colina, si hay un hotel que se encuentra en una zona plana.

Ponte en contacto con el hotel por teléfono para comprobar si tienen habitaciones para minusválidos. Muchos hoteles tienen sitio web que informa sobre esto. Os recomendamos que aún así, les enviéis un correo electrónico de todos modos. Así aseguramos que tienen conocimiento de que te alojarás con tu silla de ruedas o scooter eléctrico de movilidad.

Pide una habitación para minusválidos en la planta baja, siempre en caso de una emergencia. Los ascensores estarán fuera de servicio en caso de un incendio.

Asegúrate de indicar las dimensiones de tu silla de ruedas o scooter. Pide al hotel que confirmen las medidas del edificio. Es importante que también confirme el hotel las medidas en el baño.

Si la habitación para minusválidos tiene ducha con acceso para la silla de ruedas, pregunta si tienen una silla de ruedas para la ducha. Si no lo haces, es posible que tengas que improvisar. Si tienes una silla manual, envuelve el cojín en una bolsa de basura, y pon la bolsa de basura sobre su respaldo para mantenerlo seco. A continuación, puedes usar la silla de ruedas como silla de ducha, pero ten cuidado, ya que el agua con jabón en la bolsa de basura convierte la silla en algo muy resbaladizo para sentarse.

Advertencia – Sólo debes intentar ducharte en tu silla de ruedas como último recurso y por tu cuenta y riesgo, y no intentes nunca meter una silla con alimentación eléctrica en la ducha. Existe mucho riesgo de dañar los circuitos en su silla y / o recibir una descarga eléctrica.

Pide al hotel lo que te envíe el registro de entrada y salida. Si reservas tu hotel directamente por teléfono, envíales también un correo electrónico y pídeles que confirmen tu reserva mediante el envío de un código de referencia de confirmación de reserva. Esta será la evidencia de tu reserva cuando llegues allí, por si acaso y por alguna razón el hotel se niega realizar la reserva.

Vuelos y viajes

Cada vez hay más y más viajeros en silla de ruedas surcando los cielos del mundo y se podría pensar que las aerolíneas están haciendo muchas mejoras al respecto. Es triste decirlo, pero cuando se trata de sillas de ruedas y scooters, no todas las compañías aéreas están realizando esfuerzos adicionales. Al fin y al cabo, las líneas aéreas dependen principalmente del personal del aeropuerto, el personal de la aerolínea y la tripulación de la aerolínea de servicio en el momento en que se registra en el aeropuerto y monta en su avión.

Notifica claramente a la linea aérea que viajas en silla de ruedas. También informa si vas a viajar con una silla de ruedas manual, una silla de ruedas eléctrica, o un scooter. Cuando reconfirmes el vuelo, pregunta a la compañía aérea que te ofrezcan «asistencia total» en todas las terminales del aeropuerto. Vuelve a confirmar tu solicitud de «asistencia total» cuando estés en el mostrador de facturación.

En el aeropuerto, pregunta al personal de tierra para facturar «la silla de ruedas» y que te den un recibo para reclamar el equipaje de tu silla de ruedas. Cuando hagas el «check-in» haz la transferencia a la silla de ruedas para llegar llegar directamente al fuselaje del avión y hasta su asiento. Antes de entregar tu silla de ruedas al personal de la aerolínea, quita los soportes de las piernas y los cojines de asiento portátil. Estos elementos no viajan bien cuando están unidos la silla de ruedas y es probable que se pierdan. Recomendamos una pequeña bolsa de deporte de nylon lo suficientemente grande para guardar los soportes de las piernas, que también sea lo suficientemente ligero para doblar en tu equipaje de mano cuando no esté en uso. La bolsa de deportes impide que se caiga del compartimiento superior del equipaje sobre la cabeza de alguien. Si su silla se pliega y utiliza una pequeña correa o un pedazo de «Cinta americana» para sostener los lados juntos. Este proceso hace que una silla de ruedas compacta se dañe menos en el proceso de handling aeroportuario.

Los viajeros que viajan en scooters y sillas de ruedas eléctricas deben seguir todas las medidas enumeradas anteriormente y tener las siguientes precauciones:

Es muy recomendable que tu silla de ruedas eléctrica o scooter vayan equipados con «célula de gel» o «pilas secas» o Baterías de «celda húmeda», como las que se usan en automóviles Estas últimas deben evitarse, pues las líneas aéreas deben separar estos de tu scooter o silla de ruedas y guardarlas en un contenedor a prueba de fugas.

Scooters

Los viajeros usuarios de scooter eléctrico que deseen facturarlo, deben asumir que algún miembro del personal de la aerolínea ser designado para conducir tu scooter hasta la panza del avión. Para proteger tu scooter, a los pasajeros y al personal de la aerolínea, te recomendamos los siguientes pasos: antes de entregar tu scooter al personal de la aerolínea, coloca un trozo de cinta adhesiva en la parte superior del control del acelerador y asegúrate que el control del acelerador está en la posición más baja. Esta cinta debe decir «No tocar». Asegúrate de que la llave de alimentación, está bien fijada al scooter. Usa una cuerda resistente para fijar la llave. No utilices una cinta de goma o una cinta elástica para fijar la llave al scooter. Para asegurar la llave te recomendamos un cablecito fino de acero que se puede comprar en una tienda de artículos de pesca. Y por último, quita las cestas extraíbles y cojines de los asientos portátiles, ya que es probable que se pierdan

Sillas de ruedas eléctricas

Los viajeros con scooter eléctrico que deseen facturarlo, deben asumir que algún miembro del personal de la aerolínea será designado para conducir su scooter hasta la panza del avión. Para proteger tu silla te recomendamos los siguientes pasos. Cambia la transmisión a «neutral» y así se podrá empujar fácilmente. Desconecta la conexión de la batería y coloca un pequeño trozo de cinta aislante sobre ambos extremos del conector. Mejor aún, si el cable de alimentación se quita fácilmente y lo llevas en tu equipaje de mano.

Quita si puedes el mando de control «joystick» . No, trates de aflojar la perilla que fija la palanca al mando. Puede llevar el joystick contigp en el vuelo. En cualquier caso, trata de evitar daños a la palanca de mando! Una palanca de mando sin protección se dañará seguro.

Buscar en Internet comentarios de clientes y las políticas de la compañía aérea. Te lo comento, porque si necesitas levantarte de tu asiento en el avión, no todas las compañías aéreas están dispuestas a permitirlo.

Trata de reservar un asiento con espacio adicional para las piernas, detrás de la mampara, lo que hace que la transferencia / de elevación a tu asiento sea mucho más fácil.

Consulta con la aerolínea para ver a qué hora realizan el embarque. Así puedes entrar antes en el avión que no te pille una carrera loca para coger asientos y espacio de equipaje encima.

Coge una almohada del avión para sentarte. Si vas en un vuelo internacional de larga duración, la último que quieres es tener úlcera por presión.

A veces, en los vuelos internacionales se puede conseguir un upgrade. Deberá llegar temprano al check-in. Cuando la compañía no haya llenado todos los asientos en primera clase o clase de negocios, si tienes suerte, te permitirán sentarte allí en vez de la clase turista.

Si tienes que sentarte en el asiento normal en el avión, trata de reservar un asiento junta la ventana. Una vez sentado sabes que nadie va a querer levantarse y por ende dejarle paso. En 7 horas de viaje, esto puede ser un verdadero dolor de cabeza! Además, la ventana te proporcionará una base donde apoyarte si deseas dormir, y algo donde sujetarte cuando frene el avión durante el aterrizaje.

VIAJAR POR EUROPA

Experiencias personales

Los 10 mejores consejos para viajar por Europa para personas con discapacidad (basados en experiencias personales):
Estos consejos provienen de experiencias de viajar con una silla de ruedas a más de 80 ciudades de Europa y la planificación de innumerables viajes para otros viajeros. ¡Prepárate bien para el viaje y sigue estos 10 consejos para viajar por Europa con discapacidad. Es importante tener no tener miedo y tener la mente abierta…Seguro que tendrás una vacaciones accesibles por Europa geniales!

1. Planea con anticipación, hay que planificar el futuro – Se suele escuchar que «Venecia no es accesible en silla de ruedas» o que «París tiene mala accesibilidad». Aunque haya sin duda algunos problemas de accesibilidad, la verdad es que cuanto más se investiga sobre accesibilidad, esto hace que el viaje sea más accesible. ¡Evitar los puentes en Venecia y las colinas en París es posible!

¿Sabías que las ruinas de Herculano son casi idénticas a las de Pompeya, pero estas son accesibles con sillas de ruedas? ¿Sabías que los viajeros con sillas de ruedas no tienen por qué coger el «camino del burro» en los acantilados de Santorini? Casi todas las barreras de accesibilidad se puede superar o pueden ser evitadas con la planificación adecuada. Tus vacaciones y recuerdos no tiene por qué ser un puñado de buenos y malos momentos…planifica con tiempo tu viaje y tus vacaciones serán en hoteles accesibles, por rutas accesibles y podrás acceder a todas las atracciones turísticas accesibles sin problemas. Tendrás maravillosas experiencias en tus viajes. Haz tus deberes antes de realizar el viaje. ¡Valdrá la pena!

2. Reserva hoteles con mucha antelación – La decisión sobre el momento de reservar una habitación de hotel se basa generalmente en la pregunta «¿Con cuánto tiempo de antelación necesito buscar hoteles con habitaciones accesibles?» ¡Tal vez esta sea la pregunta equivocada!

Cuando ya hayas planificado muchos viajes accesibles a Europa, es entonces cuando te das cuenta de poner en práctica este consejo para minusválidos que viajan a Europa: casi siempre es más barato reservar alojamiento en un hotel accesible cuando se hace con mucha antelación. Muchos de los hoteles accesibles del centro de las ciudades europeas y que están indicados para personas con discapacidad tienen sólo 1 ó 2 habitaciones de hotel adaptadas. ¡Los mejores se bloquean con mucha antelación! Al planear viajes para personas con discapacidad con 9 meses de antelación, nos asegura estar en las habitaciones más asequibles, más accesibles y céntricas. Si vas a viajar en el verano ¡Debes hacer sus reservas en diciembre!

3. Tus visitas guiadas accesibles probablemente serán el mejor recuerdo que tengas – Lo escuchamos una y otra vez de boca de nuestros clientes. Vistar con un guía una hermosa ciudad como Florencia o una bulliciosa ciudad como Londres es toda experiencia. Pero para apreciar de verdad los entresijos de la ciudad, necesitarás un guía turístico para que te cuente la fascinante historia oculta detrás de lo que estas viendo.

Sin un guía, es posible caminar/desplazarse más allá de búnker de Hitler en Berlín, el lugar donde San Pedro predicó en Atenas, o la ubicación de la infame guillotina en París. Los guías turísticos no sólo te enseñarán la ciudad … te transportarán en el tiempo para que experimentes todo lo que ha sucedido en la ciudad. Guías y empresas especializadas en turismo accesible te llevarán de forma segura por calles sin barreras arquitectónicas y por lugares accesibles. Un buen guía te dejará recuerdos inolvidables.

4. Planea cuidadosamente tus rutas – Si sabes donde a vas a ir y planificas tus rutas con antelación, tendrás un viaje mucho más placentero. A menudo, hay numerosas opciones para llegar a los diversos atractivos turísticos que uno está ansioso de ver. Algunas rutas tendrán rampas para sillas de ruedas, pavimento liso y terreno plano. Otras pueden tener cuestas empinadas, adoquines molestos (y hasta peligrosos!), Y tramos de escaleras.

La investigación previa sobre accesibilidad en aceras, rutas de autobuses, estaciones de metro y la ubicación de las entradas de edificios accesibles, es vital para disfrutar el máximo de tu viaje.

5. Alojarse en las zonas más accesibles de la ciudad – Esta es una de las partes más difíciles de la planificación de tu viaje accesible. Es posible que hayas encontrado un gran hotel accesible, pero ¿Qué te vas a encontrar cuando salgas por la puerta principal? ¿Hay cuestas en todas las direcciones? ¿Tendrás que rodar con tu silla sobre esos adoquines para llegar a donde quieras ir? ¿Hay restaurantes accesibles cerca?

Es crucial no sólo investigar la accesibilidad del hotel, sino también el barrio donde este está ubicado. Cenar en un restaurante accesible con encanto en Venecia será mucho más agradable que hacerlo en el hotel!

6. Estudia las opciones de transporte público accesible – Al elegir un hotel, no olvides tener en cuenta el precio del transporte. Si tienes que pagar por un taxi para llegar a los restaurantes, tiendas accesibles, y los lugares de interés turístico, esa opción que encontraste de hotel accesible, no será tan buena oferta.

En ciudades como Londres, París y Barcelona, estar cerca de una de las paradas de autobús accesibles. En ciudades como Berlín, Estambul y Venecia, estar cerca de una de las paradas de metro, tranvía, barco accesibles. En ciudades como Florencia, Cambridge y Edimburgo, alojarse en el centro de la ciudad…¡De esta manera si se puede caminar/circular por todas partes!

7. Confíe en la experiencia de otros viajeros minusválidos que han viajado por Europa – Seguro que no vas a ser la primera persona con discapacidad que visite esa ciudad. Averigua los retos de accesibilidad que otros viajeros con discapacidad encontraron y cómo se movieron por los alrededores. Puedes consultar diferentes foros de viajes online para encontrar experiencias previas de viajeros. Si lo haces, asegúrate de que la información esté actualizada. Si no lo haces, es posible que busques los ascensores de sillas de ruedas en los puentes de Venecia (que están fuera de servicio), Museo Picasso de París (cerrado por reformas durante el año 2012), o te pierdas las estaciones accesibles del metro de Londres (obras en curso).

Si no quieres pasar el tiempo descubriendo que la información de Internet está o no actualizada, puedes utilizar la ayuda de un agente de viajes accesible. Esta información es siempre la más actualizada.

8. Elegir el momento adecuado del año para viajar a tu destino – Muchos destinos europeos tienen épocas del año que debes evitar. Por ejemplo, visitar Venecia en noviembre y terminar atrapado por grandes inundaciones…Viajar al norte de Europa con mucho frío y nieve en los meses de invierno, pasear bajo el sol abrasador de los meses de Julio y Agosto en Nápoles…En París, la ciudad se para el 14 de julio por el Día de la Bastilla, y prácticamente en todos los establecimientos cierran el 1 de mayo por el Día del Trabajo. ¡Unas grandes vacaciones accesibles Europea requieren encontrar el momento adecuado!

9. Ten un plan alternativo – Incluso las vacaciones accesibles mejor preparadas, cuando uno viaja con discapacidad las cosas pueden salir mal… ¿Cómo hago? ¿Cómo lo voy a solucionar? Si te preparas para todos los posibles escenarios, los acontecimientos inesperados no arruinarán tu viaje ¿Qué harías si se te estropea la silla de ruedas? Cuando se produce una huelga de trenes en Italia, ¿Cómo vas llegar a Florencia y Roma? Si tu hotel ha traspapelado tu reserva, donde te vas a quedar? Aprende cuáles son sus planes de contingencia (o ten a alguien que pueda hacerse cargo de tus problemas por ti), y no tendrás que poner tus vacaciones en espera de encontrar una solución.

10. ¡Disfruta de tu viaje! Has planificado tu viaje al máximo. Has confiado en la experiencia de otros viajeros con discapacidad, y tiene planes de contingencia. ¡Ahora es el momento de disfrutar de tu viaje! ¡Te esperan ciudades majestuosas, arte y la arquitectura en estado puro, historia fascinante, exquisitas comidas y experiencias maravillosas!

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

Información de visados y documentación

Prepara la documentación necesaria: DNI, Pasaporte y visados.

El documento básico de viaje es el pasaporte. Excepcionalmente, se puede viajar a algunos países con el Documento Nacional de Identidad.

Además de contar con la documentación de viaje, muchos países exigen visado. Para obtener el visado, deberás informarte en el Consulado o Sección Consular de la Embajada del país o países de destino acreditadas en España. Hay que tener en cuenta que la tramitación del visado puede exigir documentación complementaria y que el plazo de concesión es el determinado por el país. Por ello conviene tramitar el visado con la suficiente antelación.

Aun teniendo toda la documentación en regla, incluido el visado, la entrada en un país extranjero no es un derecho, por lo que puede ocurrir que se te deniegue la entrada al mismo.

Si vas a conducir en tu desplazamiento al extranjero, necesitarás documentación y seguros específicos.

Viajar con medicamentos

Si estás afectado con una enfermedad crónica debes llevar contigo la medicación necesaria para todo el tiempo que dure el viaje. Todos los medicamentos, especialmente los que requieren receta, deberán llevarse guardados en el equipaje de mano dentro de sus envases originales con las etiquetas visibles, y como precaución también puede llevarse la medicación por duplicado en el equipaje facturado. Deberás llevar el nombre y datos de contacto de tu médico, la información sobre tu situación médica y tratamiento, los detalles sobre la medicación (incluidos los nombres genéricos de los medicamentos), así como las dosis prescritas.

En el caso de tener que viajar con otro material sanitario como por ejemplo jeringuillas, es necesario llevar un informe del médico certificando la necesidad de emplear dicho material, ya que puede ser solicitado por los oficiales de aduanas o el personal de seguridad.

Existen unas normas específicas para viajar con medicamentos psicotrópicos y/o estupefacientes sometidos a fiscalización internacional. Estos medicamentos no pueden circular libremente por el extranjero por lo que es necesario contar con un certificado. En el caso de que viajes fuera del Espacio Schengen, necesitarás también un certificado emitido por tu médico. Para continuar tratamiento con este tipo de medicamentos en el extranjero es necesario tener un médico especialista en el país de destino, por lo que infórmate debidamente antes de viajar.

En algunos países se consideran drogas algunas sustancias de uso legal en España, incluidos el alcohol y determinados medicamentos y por lo tanto se pena su consumo, tenencia y tráfico. Por ello, es importante consultar cada uno de los países a visitar.

Cambio de moneda

Desde el rublo ruso al dírham marroquí, pasando por la corona danesa o el yen japonés. A día de hoy existen 182 tipos de cambio diferentes en el mundo. Conocer de antemano los lugares turísticos imprescindibles que visitaremos o el tiempo que hará durante nuestra estancia para preparar bien la maleta, son tareas previas a cualquier viaje.

En función del tiempo que estaremos en el país de destino, valoraremos cambiar más o menos cantidad. No obstante, siempre hay gastos fijos a los que tendremos que hacer frente, como los tickets de transporte o los gastos en comida y bebida. El universo del cambio de moneda está plagado de clichés. Algunos son ciertos, pero otros no tienen ningún fundamento. Ser previsor y echar cuentas nos ayudará a ahorrar y a evitar la molestia de volver a casa con demasiada moneda sobrante.

«El tipo de cambio debe ser igual en todos los sitios»

Nada más lejos de la realidad, ya que el tipo de cambio es libre y cada operador impone el suyo. Los tipos oficiales son meramente informativos. Pero empecemos por el principio. Si vamos a viajar al extranjero, lo primero que necesitamos saber es cuánta moneda extranjera recibiremos por nuestra moneda. De este modo, sabremos cuánto dinero tenemos que cambiar en función de los días de estancia y los gastos previstos. El valor de las divisas frente a otras es el tipo de cambio, también llamado cotización.

Debes saber que… Existe un tipo de cambio vendedor (lo que recibes cuando cambias tu moneda) y otro comprador (lo que recibes cuando cambias la moneda extranjera de nuevo a la tuya). El de venta siempre es superior al de compra. Esto podría significar que al deshacerte del dinero que te ha sobrado al final del viaje, recibirás menos dinero, pero dado que el mercado de divisas fluctúa constantemente, incluso puedes llevarte una grata sorpresa.

«El mejor sitio para cambiar es el aeropuerto»

Mentira. Ésta es una de las máximas falsas más repetidas sobre el cambio de divisa. Ciertamente, el aeropuerto es un lugar muy seguro para obtener moneda extranjera, pero también es el entorno donde más bajo puede ser el tipo de compra y más abusivas pueden ser las comisiones. En ocasiones, por falta de tiempo para preparar el viaje a conciencia, no nos queda más remedio que acudir a alguno de estos mostradores y obtener algo de moneda local para poder pagar el autobús, tren o taxi hasta el hotel.

Debes saber que… Aunque no hay pruebas fehacientes, el rumor de que los puestos de cambio de las terminales de los aeropuertos pactan sus tipos es un secreto a voces. No hay que perder de vista que su situación es privilegiada, y lo aprovechan de forma consciente. Muchos viajeros llegan al país de destino sin tener moneda en curso en el bolsillo y hacen su primer cambio aquí.

«Los peores sitios… las casas de cambio del centro»

Depende. En ocasiones, son la mejor opción. Ciertos carteles a todo color con frases como “el mejor cambio al 0% de comisión” parecen más de un supermercado que de un negocio serio, pero la verdad es que se suele ganar en comparación con el aeropuerto. Hay que ir más allá de los reclamos y realizar los cálculos oportunos con las tasas ofrecidas. Habitualmente, la exención de comisiones repercute en un tipo de compra más reducido, dado que de algún lado deben extraer su margen de beneficio.

Debes saber que… No es recomendable cambiar en la primera que se encuentre. La competencia es grande, sobre todo en las zonas céntricas de las ciudades, donde se concentran los turistas y hay una casa de cambio en cada esquina. La brecha entre los tipos que ofrecen estos establecimientos invita a comparar varios de ellos antes de realizar la transacción.

«No hay que aceptar ofertas en las cercanías de una casa de cambio»

Hay turistas incautos que siguen picando. La operación se desarrolla de la siguiente manera. Una persona que quiere comprar moneda extranjera se para ante un cartel de una casa de cambio para leer los tipos, intentar descifrarlos y hacer cálculos. Una persona se le acerca y le persuade ofreciéndole un cambio mucho mejor. El turista, cegado por el fajo de billetes que le muestra el espontáneo, y convencido de hacer una buena operación, acepta, pero pronto se percata de que los billetes son falsos. El timador ya está muy lejos como para reclamarle.

Debes saber que… Hay que ignorar a cualquiera que trate de engatusarnos. A veces, para que nos cercioremos de que los billetes son auténticos, nos acompañan a una casa de cambio cómplice, pero sigue siendo imposible reclamar porque no hay recibo.

«Hay que evitar cambiar en nuestra entidad financiera de siempre»

Falso. Si se dispone de tiempo, es la mejor de las opciones posibles. Las tasas de cambio son negociables, aunque parezca que están escritas con sangre. Si tienes confianza con el personal de tu entidad financiera y vas a cambiar una suma interesante, seguro que finalmente te ofrecen un tipo más sustancioso o una comisión menos abultada. El mejor modo de obtener ese dinero en efectivo que necesitaremos para empezar a movernos en el país extranjero nada más aterrizar es éste.

Debes saber que… El inconveniente que tiene optar por este método es que es muy posible que el cambio no sea inmediato y tengamos que esperar unos días. En función de la cantidad que necesitemos y de la moneda del país de destino, la recepción podría tardar entre tres días y una semana. Las entidades no tienen todas las divisas existentes, solo las más comunes. No es lo mismo pedir libras esterlinas que coronas checas.

«Es mejor cambiar euros por dólares porque los aceptan en todos los sitios»

No tiene por qué. Es cierto que en muchos hoteles y restaurantes a los que acudas podrás pagar en dólares, pero en negocios a pie de calle te será más difícil. Hay países muy “dolarizados”, como casi todos los de América del Sur, donde es normal aceptarlos, pero el cambio lo suelen dar en moneda local, aplicando un tipo que suele distar del que podríamos conseguir en cualquier casa de cambio. Lo mejor es disponer de una cantidad en moneda del país donde estemos de vacaciones porque a la larga nos resultará más económico.

Debes saber que… El dólar americano tiene un arraigo muy fuerte en muchos países, y aunque no sea su moneda corriente, está muy bien valorada. No obstante, esta divisa ha ido perdiendo fuerza frente al euro, que también es una divisa apreciada.

«Sacar dinero con la tarjeta conlleva una comisión altísima»

Todo depende de tu banco y del tipo de tarjeta, ya que no suele operar la misma comisión para débito que para crédito. Lo importante es que lo consultes antes de coger el avión, puesto que si la comisión es baja incluso te podría compensar sacar dinero en un cajero ya en el país donde estás de vacaciones contra tu cuenta en tu país. De este modo, te ahorrarías el perder una mañana o una tarde en visitar diferentes establecimientos de cambio para saber cuál es el tipo que te conviene más.

Debes saber que… Si se te ha olvidado consultarle a tu banco o caja cuál es la comisión que aplican por sacar dinero con tu tarjeta en un país extranjero, que sepas que la comisión más típica ronda el 4% sobre el total. El consejo es bastante lógico: si no te queda más remedio y tienes que acudir a un cajero, cuánto más cantidad de dinero saques de una vez, mejor para tu economía.

«Hay que pagarlo todo con tarjeta y el mínimo al contado»

La mejor opción, sin duda. Si en tu hotel, en los restaurantes, en el centro comercial o en las máquinas expendedoras de títulos de transporte aceptan pago con tarjeta de crédito, ni te lo pienses. Antes de salir de viaje, revisa los límites de tu tarjeta (para sacar dinero de cajeros y para pagar en comercios) y, si es posible, lleva más de una con el fin de evitar contratiempos. Una vez terminado el viaje, consulta los movimientos cargados en tu tarjeta y comprueba que el tipo aplicado es el oficial en cada momento.

Debes saber que… Hay países en los que determinados sitios de interés turístico, como museos, catedrales, monumentos, etc. ofrecen venta anticipada de entradas a través de Internet. El precio de las entradas online suele llevar aplicado un descuento frente a las que se adquieren in situ, y eso, a pesar de la comisión de entre el 1% y el 2% que se aplica durante la compra electrónica con tarjeta.

«Si no te gastas el dinero antes de volver, no podrás cambiarlo en tu país»

Muy cierto. Más allá del euro, el dólar, el yen y alguna moneda más, hay una serie de divisas llamadas no convertibles que solo se pueden comprar y vender en el país al que pertenecen. Si vuelves a tu país con alguna de ellas, te la tendrás que quedar de recuerdo o guardarla para el próximo viaje al mismo lugar, dado que el banco no te la va a cambiar. Con las divisas convertibles no tendrás problemas, siempre que sean billetes, ya que las monedas no te las cambiarán tampoco.

Debes saber que… Es importante que calcules bien las dietas diarias y obtengas el dinero en metálico estrictamente necesario. La última oportunidad que tendrás para deshacerte de una moneda exótica e imposible de cambiar a la tuya tras tu viaje son las tiendas duty free del aeropuerto. Aprovecha la ocasión para tener un detalle con un familiar o un amigo y regalarle un souvenir.

WATEA

  •   Avenida Menéndez Pelayo 25, 2ºB – 28009 Madrid. España.

  •    Teléfono: +34915701682

  •    Email: info@watea.es

                   

GALERIA

CONTÁCTANOS

© Copyright 2020 por Weeduu Marketing Online

Suscribete a nuestro Boletín de Noticias
Suscríbete a nuestro boletín de correo electrónico hoy para recibir actualizaciones sobre las últimas noticias, tutoriales y ofertas especiales.
No Gracias
Gracias por registrarte. Debe confirmar su dirección de correo electrónico antes de que podamos enviarle. Por favor revise su correo electrónico y siga las instrucciones.
Respetamos tu privacidad. Su información es segura y nunca será compartida.
Suscribete Hoy
×
×
WordPress Popup Plugin